2 Semanas en moto por Bali

Un lugar llamado ” La Isla de los Dioses” …

Tras haber viajado un poco por Europa, este año, teníamos ganas de escaparnos un poco más lejos. Y el destino elegido fue finalmente la isla de Bali, en Indonesia.

Hemos pasado dos semanas en este fabuloso lugar, y  para nosotros ha sido, sin duda, nuestro mejor viaje hasta ahora. Es por ello que deseamos contaros un poquito más sobre el mismo.

Cuando llegas a Bali, rápidamente percibes que estás en el otro rincón del planeta pues las diferencias culturales son evidentes, aunque para nosotros todo fue en sentido positivo y a parte es lo que íbamos buscando. Hemos podido tener una excelente experiencia de viaje, pues el hecho de tener amigos en indonesia facilita muchos las cosas, sobre todo cuando se prestan a darte buenos consejos antes de llegar (Gracias Anggie!).

Nosotros decidimos descubrir la isla en moto. Y una vez allí, nos dimos cuenta que si uno tiene algo de maña conduciendo, es el mejor medio de transporte para desplazarse. Hay que saber que el tráfico en Bali es una verdadera locura y que no hay ni código ni señalizaciones, así que la regla principal es “el que pase primero“. Alquilamos la nuestra por unos 3,5 euros al día (nada caro la verdad…). El precio turista normal que se aplica es el doble pero hay que negociar lo máximo posible! En Bali todo se negocia.

Para no perdernos en Bali, compramos una tarjeta SIM con 2 GB de internet y saldo para llamar por unos 10 euros. Esto nos permitió estar siempre conectados y tener acceso al GPS para desplazarnos. Sino no sé como lo habríamos hecho, la verdad!

El nivel de vida es mucho más bajo, por lo que comer, alojarse y visitar es asequible para cualquier bolsillo. Tenéis que pensar que 1 euro es el equivalente a +/- 15.000 rupias balinesas, por lo que cuando cambias tu dinero y te encuentras con esa cantidad de billetes te sientes un poco rico (aunque no sea verdad^^). Nosotros comíamos en los típicos “warungs” balineses, donde la comida es  deliciosa. Ahora bien, si viajas a Bali, no esperes restaurantes de lujo pues no es lo que se estila. Nuestra dieta durante 15 días ha sido básicamente mucho arroz/noodles con huevo, verduras y pollo. Y si lo indicas, no te lo ponen picante (la expresión a utilizar es ‘tidak pedas’). Gracias a estos warungs, hemos podido disfrutar de la verdadera gastronomía balinesa y sin problemas digestivos adicionales! Para daros una idea, una comida completa con entrada, plato, bebidas y postre te puede salir entre 3, 8 o 10 euros para dos personas dependiendo del lugar.

filename-bali526-jpg
Tipico Warung Balinés

Durante el mismo, hemos sido un poco “culos inquietos” pues cada pocos días, salíamos para un lugar diferente con el fin de seguir descubriendo la isla. En total, unos 1300 km en moto definen nuestro viaje!

En Jimbarán y en Kuta, al ser las principales zonas turísticas, sólo nos quedamos el primer día, pues, pues a parte de mucho ‘shopping’ no ofrecen nada de extraordinario. Por la tarde, tras nuestra llegada, fuimos a la playa de Jimbarán, en la que podimos disfrutar de un agradable paseo ya que no había mucha gente (lo que fue idéal) y ver la puesta de sol.

20160803_152349[1]
Playa de Jimbaran

No tardamos en subir a la costa oeste, donde ya por el camino pudimos comenzar a descubrir  los impresionantes campos de arroz y visitar algunas playas cercanas. Aprovechamos para visitar el templo Taman Ayun, sin duda una de las primeras maravillas que pudimos ver. Terminamos  esta parte, con la visita al atardecer del templo Tanah Lot, que, aunque nos pilló nublado, mereció realmente la pena.

 

Al día siguiente, cogimos nuestra motito y nos fuimos para Ubud, en el centro de la isla. Aquí pasamos 4 noches y pudimos visitar muchas cosas. Nuestro hospedaje tenía una piscina paradisiaca en la que podíamos relajarnos al inicio y al final de la jornada…toda una gozada! La tarde del primer día en Ubud, pudimos visitar el Templo Goa Gajah. Para entrar en los templos de Bali, es necesario llevar puesto lo que ellos llaman ” un sarong”, una especie de pareo colorido con diferentes motivos cuyo objetivo es cubrir las piernas y no dejarlas “al aire”.

Hay que saber que, en la cultura balinesa, todos son muy devotos y es necesario respetar las costumbres. Nosotros compramos el nuestro a  la entrada de un templo por el equivalente de 2 euros cada uno. Delante de cada templo siempre encontraréis varias puestos para comprarlos y en muchos de ellos, con el precio de la entrada te prestan uno por si no quieres comprarlo.

20160805_104011
Hotel en Ubud

El segundo día en Ubud, subimos hasta el Lago Bratan, donde visitamos el Templo Ulun Danu (otra maravilla pero esta vez sobre el agua). Luego, visitamos también el Lago Buyan, donde nos dejamos envolver por  la calma y la serenidad del lugar… Por la tarde, nos dirigimos a la Monkey Forest cerca de Sangeh. Tras unos minutos de espera debido a  una intensa lluvia tropical, pudimos disfrutar de la visita descubriendo el parque y dándo de comer a nuestros amigos los simios. Estos animales viven prácticamente en su hábitat natural y para no tener problemas hay que seguir las instrucciones que se indiquen en el parque y la de los guardas que hay en el interior.

Al día siguiente hicimos la primera parada en los arrozales de Tegallalang, sin duda, una de las perlas de la isla. Podéis ver aquí abajo algunas fotos, pero las mismas no le hacen justicia a la belleza del lugar. También visitamos dos templos : El Gunung Kawi y el Thirta Empul. No os describimos nada, pues las fotos hablan por sí solas.

El último dia en Ubud visitamos otra Monkey Forest y el resto nos lo pegamos de relax en la piscina…

Para continuar con nuestro viaje, nos fuimos para la costa este y nuestra primera parada la hicimos en Amed. Nos quedamos dos días en un hospedaje a pie de playa. Las playas de esta zona son de arena volcánica, pero os aseguro que no tienen nada que envidiar a las de arena blanca. El paisaje del mar con el contraste de las palmeras verdes y los volcanes de fondo es, simplemente, indescriptible con palabras. Una de las playas en la que más disfrutamos fue la de Tulambén, pues pudimos bucear y  apreciar al “USAT Liberty” un barco el cual encalló en Bali durante la II Guerra Mundial y, en 1963,  una erupción volcánica desplazó el mismo al mar. Se puede hacer submarinismo y alquilar equipos allí mismo, pero si quéreis disfrutar con algo más simple como hicimos nosotros basta con unas gafas con tubo y unas aletas, pues el barco está a pocos metros nadando y desde la superficie se puede contemplar perfectamente.

Las playas de Amed permiten igualmente bucear y desde la orilla hasta un poco más profundo puedes maravillarte la vista contemplando  todo los peces tropicales de colores. Toma nota, si vas a esta zona, las gafas para hacer snorkel no te pueden faltar!

Y desde aquí, bajamos bordeando toda la costa haciendo paradas de una o dos noches. Las playas de arena blanca que descubrimos por el camino fueron: Pasir Putih, Candidasa, Blue Lagoon Beach y Bias Tugal. Ya que estábamos por la zona, visitamos también el templo de los murciélagos, conocido como templo Goa Lawah.

belo-1200x630-a0d52af6aba9463c82017da13912f19f

Los últimos tres días del viaje bajamos al sur de la isla y nos hospedamos en la zona de Badung. Las playas son también de arena blanca y completamente paradisiacas. La ventaja es que no hay mucha gente y tienes practicamente toda la playa para ti solo. El paraiso en tus manos. Puedes disfrutar para darte algunos baños en agua completamente transparente, contemplar los arrecifes de coral y las olas rompiendo en el fondo. Hay que bajar muchas escaleras para acceder a estas playas, pero merece la pena. Las que más recomendamos es la Pantai Gunung Payung.

En esta zona, es visita obligada el templo de Ulu Watu, situado a lo alto de un acantilado. Lo recomendable es ir al atardecer pues el encanto se duplica. Las vistas pueden impresionar a cualquiera…

Qué mas decir de Bali! El viaje a sido una flipada y se lo recomendamos a cualquiera pues los balineses son muy acogedores, la comida es deliciosa, te mueves en un ambiente en el que no sientes que hay peligro por ningún lado (ni siquiera por las noches). La cultura es devota, simple, generosa. Nosotros hemos llegado a la conclusión que Bali no se puede capturar en fotos, Bali hay que vivirla. Si tenéis alguna vez la oportunidad de ir… Id!

Aquí abajo os dejamos el video-post de nuestro viaje para motivaros aun mas con este destino! Qué lo disfrutéis!

Para preguntas o comentarios estamos a vuestra disposición!

Hasta pronto chic@s.

Lourdes & Vincent

 

Pincha aquí si deseas tener más información para planificar tu viaje a Bali!

13 comentarios en “2 Semanas en moto por Bali

  1. Volví hace 4 meses y no hay día que no me llegue un recuerdo de mi Bali. He de decir que he ido más de una vez y si pudiera, volvería. Yo también intento hacer entender que no hay objetivo que capte las tonalidades de verde de los arrozales, por ejemplo.
    Me gusta mucho tu post, porque estoy hartísima de leer a los que dicen que Bali es para turísticas, como si ellos fueran autóctonos o salieran de Kuta.

    1. Hola! Me alegra saber que te gusta mi post y que hay personas que han experimentado lo mismo que yo al viajar alli. Para mi ha sido un lugar que me ha maravillado en todos los sentidos, los paisajes estan gravados en mi mente y por mucho que hables de ellos son indescriptibles! Gracias por leerlo y dar tu opinion en todo caso. Espero que tengas la oportunidad de volver y que lo compartas. Yo ya lo tengo apuntado en la agenda. Un saludo !

      1. Si vas a volver, ve al norte. Alójate en Lovina, es un pequeño pueblo pesquero donde ya no va tanto turista, pero un campamento base para unos días. Es un lugar magnifico para avistamiento de delfines (muchos, muchos) está a 12 minutos de un balneario de aguas termales “Batur Natural Hot Spring” y a 20 minutos de la ruta de las cascadas. Con lo que tendrás días con mucho que hacer… Como lo echo de menos…

      2. Muchas gracias por los consejos! Es cierto que el norte no nos dio tiempo de conocerlo. La proxima vez que vaya aprovecharé para conocer estos rincones que deben ser, al igual que el resto, una maravilla …. quien pudiera cerrar los ojos y estar alli ehh? 🙂

  2. Gracias Lourdes, desde luego Bali ofrece muchisimo. Nuestro viaje fue bastante mas corto que el de ustedes porque quisimos bucear en el Parque de Komodo (tambien puedes hacer snorkel), Flores no tiene el encanto y el cuidado que tiene Bali, aún pero sus fondos marinos son impresionantes, si eso les gusta apunten (pronto saldra en el blog tambien) porque no tiene desperdicio

¡Te invitamos a dejar un comentario!