¿Se puede viajar durante el embarazo?

¡Yes we can!

Cuando nos quedamos embarazadas, todo un mundo de prohibiciones se nos viene encima de la noche a la mañana. No obstante, hay muchos mitos y verdades en este contexto y hay que saber diferenciarlos. Y por lo de viajar durante el embarazo no podía ser menos.

Entre lo que la mayoría te dice que debes y no debes hacer y lo que se encuentra por internet, la primera idea que se te viene a la cabeza es encerrarte en tu casa y no salir durante 9 meses. Es por ello que es necesario informarse correctamente para saber  dentro de qué parámetros es posible viajar sin ningún problema durante este periodo.

19693814_1696085820697782_7787906343514288790_o
En Zumaia estando embarazada de casi 6 meses

¿Qué es lo primero que se debe hacer si se quiere viajar estando embarazada?

 

Pues sin duda alguna, CONSULTAR A TU MEDICO.

Deja de leer los quinientos mil artículos de internet que hablan sobre el tema pues te vas a volver loca con la cantidad de consejos e información diferente que vas a encontrar. Algunos de ellos son correctos, pero aun así nada se puede comparar a lo que diga un buen profesional.

Igualmente, para de preguntar a tu prima Conchi, a tu vecina Manuela o a tu amiga Jessi, si ellas viajaron durante el embarazo y o si consideran que tu deberías hacerlo. Cada embarazo es un mundo y cada mujer también. Por lo que lo peor que se puede hacer en estos casos es comparar unas experiencias con otras. No te guíes por lo que digan otras personas por el simple hecho de que  hayan pasado por esta experiencia antes que tú.

Cada embarazada tendrá un seguimiento específico, y para cuestiones como ésta, lo mejor es preguntar directamente al médico que os lleve el embarazo pues es quien conoce en profundidad todos los elementos de vuestro historial y os dirá claramente si podéis viajar en vuestro estado y en qué condiciones debéis hacerlo.

 

Viajar durante el embarazo

Capture d_écran 2017-07-26 à 16.59.14

Durante el primer trimestre, si todo se desarrolla correctamente no habiendo complicaciones ni sangrados, en principio no hay motivos para dejar de viajar. Los vuelos no están contraindicados ni los trayectos en coche o tren tampoco. Lo único con lo que debéis tener cuidado son los típicos síntomas de este periodo (como náuseas, cansancio excesivo, bajadas de tensión …) que pueden contribuir a no dejaros disfrutar del viaje completamente. No se recomiendan los destinos exóticos, y en caso de tener planificado un viaje a alguno de ellos, consultad sin falta a vuestro médico.

Capture d_écran 2017-07-26 à 16.59.29

Por regla general, éste es el mejor momento para viajar. Así que aprovechad. En la mayoría de los casos ya han desaparecido los síntomas del primer trimestre y nos volvemos a sentir mucho más activas. La barriguita va asomando pero aún no es lo suficientemente grande como para limitarnos físicamente. Además, el riesgo de aborto espontáneo se reduce considerablemente en este trimestre.

Capture d_écran 2017-07-26 à 16.59.43

En el tercer trimestre de embarazo es igualmente posible viajar siempre y cuando el mismo se siga desarrollando con total normalidad. Durante este periodo, el embarazo se encuentra en un estado bastante avanzado por lo que se recomienda sobre todo calma y tranquilidad. Si viajas, no cojas pesos o hagas esfuerzos físicos extraordinarios porque podrían jugarte una mala pasada. Y, sobre todo, al igual que en los trimestres precedentes, consulta con tu médico antes de ir a cualquier parte.

 

belo-1200x630-a0d52af6aba9463c82017da13912f19f

 

Medios de transporte y embarazo

  • AVION: Es necesario informarse sobre la política de vuelo que tiene cada compañía aérea con respecto las mujeres embarazadas. La mayoría de ellas autorizan a volar hasta la semana 32 y, desde esta semana hasta la 36-37 se requiere de un certificado médico que constate que la embarazada se encuentra en perfectas condiciones para volar. La mayoría de las compañías no permiten que las mujeres embarazadas vuelen a partir de la semana 36-37 por riesgo de parto prematuro. Por ello es necesario verificar la información en el sitio web de cada compañía o llamar directamente al servicio de atención al cliente.

 

  • COCHE: durante el embarazo se puede viajar en coche sin problema, siempre y cuando se realicen paradas cada hora y media o cada dos en caso de que se traten de trayectos largos. El cinturón debe colocarse en la parte baja de la barriga y nunca en el centro. En el tercer trimestre, conducir puede resultar algo molesto dado el tamaño del vientre, por lo que normalmente viajaremos mucho más cómodas en calidad de “co-pilotos”.

 

  • TREN: Viajar en tren no representa ningún riesgo especial sino todo lo contrario. Suele ser un medio de transporte bastante cómodo cuando se está embarazada pues es posible levantarse y caminar durante el trayecto (para ir al baño, a la cafetería …) Esto permite estirar las piernas sin necesidad de realizar paradas.

 

  • AUTOBUS: este medio no es tan ideal por dos motivos principalmente: uno porque a diferencia del tren, andar por el pasillo mientras el autobus circula está generalmente prohibido por ser peligroso. Los asientos suelen ser generalmente estrechos y casi pegados los unos a los otros, por lo que para una mujer embarazada no suelen ser nada confortables. La segunda razón es que las paradas están estipuladas y no se pueden realizar a demanda, lo que puede representar igualmente un problema. Para trayectos cortos y puntuales no hay contraindicaciones.

 

  • BARCO: viajar en barco sin problema depende de dos factores: el estado de la mar y del tipo de trayecto. Si se realiza un crucero, éstos barcos suelen tener una gran estabilidad y garantizan normalmente un viaje de “relax”. Si se va a realizar un trayecto corto en barco o vais a tomar un ferry, lo ideal es verificar el estado de las mareas para no sufrir náuseas o incluso contracciones indeseadas.

 

  • MOTO Y BICICLETA:  no está aconsejado durante el embarazo utilizar éstos medios de transporte por la falta de estabilidad y riesgos de caída.

 

Por lo tanto, antes de salir de casa es necesario:

  • Valorar vuestro estado de salud pensando en los pros y contras de realizar un viaje en cuestión.
  • Informar al médico de todos los viajes que vayáis a realizar solicitando sus consejos y autorizaciones.
  • Informarse de los centros médicos que hay en la zona a la que viajáis.
  • Elegid destinos sobre todo confortables y tomad las precauciones necesarias para que vuestro viaje se desarrolle de la mejor manera posible.

 



Booking.com

Espero que este post os sirva para poder despejar algunas dudas sobre la posibilidad de viajar embarazadas. Recordad que el embarazo, siempre y cuando se desarrolle con normalidad, no representa ningún handicap para viajar. Tan sólo es cuestión de hacer las cosas correctamente para disfrutar del viaje y evitar problemas.

Capture d_écran 2017-07-29 à 14.48.23
Plage de Paulilles

Nosotros durante el primer trimestre de embarazo hemos estado en Roma y durante el segundo, hemos realizado dos rutas de senderismo por Zumaia, en el País Vasco español y también hemos visitado el pueblecito de Saint-Emilion, en Francia. Ahora, en el tercer trimestre, tenemos pensado descubrir un poco mas la región de los Pirineos Orientales, también en Francia. Como veis, no hemos parado de hacer cosas durante el embarazo, así que os aseguramos que es posible viajar durante el mismo.

Para cualquier duda o consulta podéis escribirme a través de nuestro formulario de contacto. Estaré encantada de responderos en cuanto me resulte posible 🙂

Un abrazo,

Lourdes

Capture d_écran 2017-07-29 à 14.51.20

 

 

 

¡Te invitamos a dejar un comentario!