Pros y contras de viajar a New York con bebé

New York es una de las ciudades más visitadas del mundo. Y con todo lo que tiene que ofrecer, no es para menos. Sin embargo, a la hora de viajar con un bebé puede que surjan bastantes dudas. Es por ello que, en virtud de nuestro viaje a la Gran Manzana con nuestra peque de 5 meses, queremos contaros todos los pros y contras de viajar a New  York con bebé.

 

Viajar a New York con bebé 4

Prioridad en el aeropuerto 

Una de las cosas que nos sorprendió favorablemente es que, en el aeropuerto, las familias con bebés tienen prioridad de embarque. Nosotros volamos con TAP Portugal y esta prioridad se aplica hasta los 6 años. Esto permite acortar significativamente las colas y el tiempo de espera. Una vez en el avión, normalmente se atribuye por defecto las plazas donde se puede instalar la cuna que son más espaciosas. Para ello, es preciso indicar a la compañía que se viaja con bebé a la hora de reservar los billetes y cerciorarse de que estas plazas os han sido bien atribuidas.

 

Prioridad de entrada en monumentos y lugares turísticos

Esta prioridad se aplica a la mayoría de las atracciones turísticas newyorkinas con excepción a la Estatua de la Libertad, donde las familias con bebés y niños no son prioritarias. Para acortar cola, es necesario reservar en el sitio web oficial y seleccionar un horario. Esto os permitirá acceder más rápidamente y no a través de la cola general como fue nuestro caso. Nosotros esperamos una hora y media antes de coger el barco que nos trasladó hasta Liberty Island. Por suerte, Avril durmió todo el tiempo, pero aun así la espera fue bastante larga. Otra información importante en este sentido es que, la New York Pass y la City Pass tampoco acortan tampoco cola en este monumento. Nosotros teníamos la City Pass y nos llevamos una decepción al saberlo. Hemos considerado que era importante contároslo.

 

Las visitas turísticas son gratuitas para los bebés

Y normalmente es así hasta los 2 años. Esta es otra ventaja, pues visites lo que visites en New York, nunca tendrás que pagar nada por tu pequeño/a. Podréis disfrutar tranquilos de las increíbles vistas del Top of the Rock, del Empire State, de los diferentes museos, de la Estatua de la Libertad y de otras muchas actividades sin que tengáis que gastar un solo céntimo de más por él. En este punto también queremos señalar que, podréis visitar las principales atracciones turísticas de la ciudad con vuestro bebé tenga la edad que tenga.

Viajar a New York con bebé
En lo alto del Top of the Rock

Los cambiadores de bebé también se encuentran en los cuartos de baño masculinos

A diferencia de lo que hemos podido experimentar viajando por Europa, en New York pudimos observar que, en la mayoría de monumentos y lugares emblemáticos, los cambiadores para bebés también se encontraban en los WC masculinos. Algo que resulta bastante práctico, pues, de esta manera no es siempre la mamá quien tiene que cambiar al bebé cuando se está visitando. Por el contrario, debemos señalar que no todos los bares o restaurantes cuentan con cambiador en sus instalaciones. Si no queréis tener problemas en este sentido, preguntad antes de sentaros a comer o tomar algo.

 

Pasear con el cochecito del bebé no es un problema

Otra de las razones para viajar a New York con bebé es que se puede acceder con el carrito a todas partes. Las aceras suelen ser bastante amplias y están desniveladas en las esquinas para subir y bajar fácilmente. Nosotros íbamos bien preparados con nuestro porta-bebé ergonómico ergobaby, pero una vez allí, al ver la facilidad que teníamos para pasear con el cochecito, acabamos utilizándolo casi todo el tiempo. De esta  manera, Avril podía tener sus fases despiertas y hacer sus siestas sin problema. Y nuestra espalda lo agradeció.

 

Los newyorkinos son muy serviciales 

Personas que abren la puerta en tiendas para facilitarte el paso con el cochecito; otras que ceden la plaza para que te sientes cómodamente con tu bebé; los que ayudan a bajar el cochecito por la escalera del metro (ver abajo punto en contra); los que abren espacio en el metro para que el cochecito entre sin problema… Y como éstas, muchas otras situaciones que experimentamos durante la semana que estuvimos en New York. Nos resultó muy agradable descubrir la amabilidad y el sentido de la educación que tienen los newyorkinos, pues, por ignorancia, pesábamos que la gente en la Gran Manzada era mucho más independiente y menos servicial. Por lo tanto, otro punto a favor.

 

Ver gospel no es imposible

En nuestro programa de visitas, habíamos apuntado poder asistir a una sesión de gospel en directo. Aunque para ser sinceros, no sabíamos muy bien si con Avril iba a ser posible. Para este tipo de cosas, hay que tener en cuenta que los bebés son impredecibles y nunca se sabe como pueden reaccionar ante un estímulo desconocido. Nosotros decidimos ir a la Times Square Church, que era la que nos quedaba más cerca de nuestro hospedaje Airbnb. Y para nuestro asombro, la iglesia contaba con una guardería para bebés y niños que está activo durante los servicios en los que se celebra la misa y el gospel. Esto permite a los padres poder disfrutar de la sesión, mientras que un profesional se encarga de vuestro hijo/a durante ese tiempo.

A nosotros nos acompañaron fuera del edificio, y nos indicaron acceder por otra puerta que se encontraba girando a la izquierda en la misma calle. Subimos por el ascensor a la 5° planta y allí se encontraba las instalaciones de la guardería. Podemos decir que la primera vez que Avril se ha quedado al cuidado de otra persona ha sido en New York City bajo un ambiente de lo más seguro y tranquilo. Podéis igualmente abandonar la sesión de gospel e ir a recoger a vuestro pequeño/a en cualquier momento sin tener que esperar a que la misma finalice.

 

Hay bares, restaurantes y tiendas por todos lados

Otra de las cosas buenas de viajar a New York con bebé es que siempre habrá algún lugar para hacer una pausa. Se trata de una ciudad de lo más animada. De hecho, es prácticamente imposible aburrirse en la misma. En cada esquina, en cada calle, siempre encontrarás un bar o restaurante donde comer o tomar algo después de tanta visita. Con respecto a las tiendas, muchas ellas cuentan con cuartos de baño donde podréis igualmente cambiar a vuestro bebé. Esto hizo que New York nos resultara igualmente una ciudad muy práctica para descubrirla con nuestra baby.

 

La estación del año no debe ser un inconveniente

Nosotros hemos viajado a New York en el mes de marzo con una temperatura media de 5-10°C.  Y en algunos momentos si pasamos bastante frío. No obstante, íbamos equipados con todo lo necesario para que Avril estuviera bien cubierta todo el tiempo (mantas, plástico protector del cochecito, gorro, guantes, combinación polar …) Ella fue la que estuvo más calentita durante todo el viaje. Esto nos demostró que la estación del año no debe de ser una barrera a la hora de viajar con un bebé. Tan sólo es preciso equiparse para que éste se encuentre siempre en buenas condiciones haga frío o calor.

Viajar a New York con bebé 2
Con el Puente de Brooklin al fondo

Hay muchos parques y zonas verdes

Y están por todas partes. El famoso Central Park, es ideal para pasear y salir del ruido de la ciudad. Pero éste no es el único, pues también podrás disfrutar con tu pequeñ@ paseando por Riverside Park con magníficas vistas al río Hudson, o hacer un pic-nic en cualquier otro como el Tomas Jefferson Park, el Morningside Park, el Bryant Park por ejemplo.

 

New York es una ciudad segura

El tema de la seguridad no es algo que realmente se pueda abordar en solo una semana de visita. No obstante, durante nuestro viaje no hemos sentido inseguridad o peligro en ninguno de los barrios que visitamos. Podemos decir que New York se ha asimilado en este sentido a la visita que se pueda realizar a cualquier gran capital europea. Así que si decides visitar la Gran Manzana con tu bebé, ve tranquilo.

 

Viajar a New York con bebé 5

Hay controles en casi todas las atracciones turísticas

Esta es una de las cosas que se nos hizo más pesadas a la hora de viajar con Avril. En la mayoría de monumentos hay pasar controles de seguridad. Por lo que si vais con el carrito, tendréis que sacar al bebé incluso si está durmiendo. Y despertar al bebé, sacarlo, poner a controlar tus cosas, las de tu pareja, las del bebé, desmontar el carrito, pasarlo por el control…

Pues sí, hay que reconocer que esta parte no es la más agradable. Además, suele haber bastante cola. Nuestro consejo es que guardéis la calma y toméis vuestro tiempo para hacer las cosas tranquilos. No estresarse es la clave. Y no dudéis en señalar al responsable de seguridad que vais con un bebé para que os haga pasar en prioridad.

 

No hay ascensor en todas las paradas de metro

A la hora de viajar a New York con bebé es necesario saber que no todas las entradas/salidas de metro cuentan con ascensor/escaleras mecánicas. En tal caso, cuando se va con el cochecito quedan dos opciones: bien lo tomáis  en brazos o bien buscáis una parada en la que aparezca el símbolo de minusválidos y ahí sí que encontraréis un ascensor. A nosotros personalmente este punto no nos dificultó mucho el viaje, pues cuando no había ascensor o escaleras mecánicas, tomábamos en peso el carrito de Avril entre los dos. A parte, como indicamos más arriba, los newyorkinos siempre están dispuestos a ayudar. No dudéis en pedirles que os echen una mano si lo necesitáis. En caso de llevar porta-bebé, no tendréis problema.

 

New York es una ciudad ruidosa

Si la llaman la ciudad que nunca duerme es porque tranquila lo que se dice tranquila… no es. De lo contrario, nosotros la consideramos más bien ruidosa. En nuestro caso, esto no afectó a Avril para dormir cuando estaba cansada. Pero si tu bebé es bastante susceptible al ruido, quizás haya zonas donde le cueste descansar.

 

Menor variedad en comida para bebés

Comida para bebés puedes comprar en supermercados Whole Foods Market,  Food Emporium y Trader Joe’s. Aunque también puedes encontrarla en los típicos supermercados de barrio y en farmacias CVS. No obstante, nosotros no encontramos la variedad a la que estamos acostumbrados en lo que respecta a potitos de frutas y verduras. Avril tomaba leche materna, pero también tuvimos la misma sensación en cuanto a la leche artificial. Este punto no es un verdadero obstáculo pues comida de bebé se puede encontrar. Pero en los lugares a los que fuimos, en variedad se quedaban cortitos. En esos mismos sitios, podréis comprar pañales y otros productos sin problema.

Viajar a New York con bebé 3
Con Central Park en el fondo

Viajar a New York con bebé 6

1• Elige un hospedaje cómodo y que esté bien ubicado: cuando se viaja con un bebé, consideramos que es mas cómodo alojarse en un estudio o apartamento, que cuenta generalmente con todas las comodidades de una casa, que en un hotel. Igualmente, en una ciudad como New York, las distancias pueden llegar a ser bastante grandes, por lo que elegir un hospedaje céntrico nos ha facilitado mucho el viaje y los desplazamientos. Sobre todo al final del día cuando todos estábamos cansados. Y para ello, recomendamos reservar con Airbnb. Recordad que si reservas a través de nuestro blog, os ofrecemos 25 euros de descuento en vuestra primera reserva gratis.

 

2• El metro es el mejor medio de transporte: a pesar de no haber ascensor siempre, para ir de un punto a otro de la ciudad, recomendamos tomar el metro pues, es el medio de transporte mas rápido. De hecho, la mayor parte de los newyorkinos se desplazan en metro porque la ciudad está muy bien conectada. Nosotros nos sacamos una tarjeta ilimitada de viajes válida para una semana por 33$ por persona. Nada caro para una ciudad como Nueva York. Para información adicional, se puede entrar con el carrito del bebé dentro de los vagones del metro sin problema.

 

3• No paniques con el Jet Lag:  A los bebés el cambio horario también les afecta, pero es preciso tener en cuenta que ellos no tienen la misma noción que nosotros sobre los momentos exactos del día. Una vez llegados a destino, puede que a tu bebé le cueste algo más dormirse. O puede que se despierte antes por asimilar el sueño nocturno a una siesta. Pero tranquilos, lo bueno es que se adaptan generalmente al nuevo ritmo bastante pronto.

 

4No te preocupes si tu bebé se pone enfermo: pensar que nuestro bebé puede ponerse enfermo en un país extranjero no es agrado de nadie. Pero en Nueva York, encontrar un médico o profesional sanitario no es por suerte complicado. Nosotros mismos pudimos experimentarlo con Lourdes y consideramos que se puede aplicar a adultos, niños y bebés. Te lo contamos todo en este artículo.

 

5• Cuidado en Times Square y las fotos: cuando lleguéis a Times Square os sorprenderán personajes animados para echarse fotos con ustedes y los peques. Y claro, las familias son el flanco perfecto. Cuando selecciones a un personaje para echarte la foto, habrá muchos otros que aprovechen para igualmente ponerse. Y hasta ahí, sin problema, ya que la foto quedará genial y será un simpático recuerdo. El problema es que después cada personaje aprovechará para pediros como mínimo 5 dólares por la fotito. Y ya ahí la cosa cambia. Nosotros mismos fuimos víctimas de ello con Olaf de Frozen. Una foto está bien, pero intentad que no abusen de la situación.

Viajar a New York con bebé
La famosa fotito en Times Square

Viajar a New York con bebé 7

  1. Llevar ropa adaptada a la estación del año
  2. Cochecito de bebé de preferencia ligero y fácil de plegar.
  3. En invierno: Saco polar para el cochecito  + cobertura de plástico para proteger de la lluvia y el viento + manta polar. Gorro, guantes, combinación polar o abrigo y ropa calentita.
  4. En verano: sombrilla para el cochecito y spray de agua mineral humidificador. Hidratar al bebé dándole agua muy a menudo. Para la protección solar: Crema solar protección 50+, gorras, sombreros, gafas solares para bebé categoría 4. Ropa fresca y de preferencia con colores claros.
  5. Medicamentos de base: paracetamol para bebés, suero fisiológico, supositorios, crema anti-irritaciones de la piel etc…
  6. Comida para los primeros días (en previsión antes de comprar allí) o para todo el periodo.
  7. Portabebés (si se estima necesario)
  8. Productos de base: pañales, toallas limpiadoras, cremas, bodies …
  9. Algún juguete para que esté entretenido
  10. Mochila para meter vuestras cosas y los accesorios del bebé al visitar la ciudad

Viajar a New York con bebé 8

VUELOS

Nosotros realizamos el trayecto Burdeos-Lisboa / Lisboa – New York tanto en la ida como en la vuelta. Volamos con la compañía TAP Portugal, la cual recomendamos plenamente pues tuvimos una agradable experiencia.

Los precios fueron:

Adultos: 513€/persona

Bebé: 110€.

Los bebés solo pagan las tasas de aeropuerto. No tienen atribuidos un sillón para ellos. Viajan sentados en el regazo de la madre o el padre. No olvidéis solicitar la cuna para el avión.

Gasto total vuelos: 513€ + 513€ + 110€= 1136€

Encontramos nuestro vuelo con Skyscanner, el mejor buscador que conocemos. En el banner de aquí abajo, podéis empezar a buscar vuestro vuelo a NYC al mejor precio.

 

VISADO

En nuestro artículo cómo preparar tu viaje a New York en 6 pasos explicábamos que los nacionales de los países del Visa Waiver Program podrán viajar sin visa pero necesitarán obtener una autorización de viaje aprobada por el Department of Homeland Security.

Viajar a New York con bebé 10

Esta autorización es conocida como ESTA (Electronic System for Travel Authorization) y sólo es válida para viajar. Si se va a los Estados por motivo de trabajo o en calidad de inmigrante, será necesario contar con un visado.

El importe de la ESTA es de 14$ por persona* con independencia de que se realice para un adulto, niño o bebé.

* Precio en 2018

Gasto total ESTA: 14$ + 14$ + 14$ = 42$

 

ALOJAMIENTO

Al ser nuestro primer viaje internacional con Avril, optamos por alojarnos en el corazón de New York en un apartamento que estaba a 5 minutos a pie de Times Square. Y como siempre, reservamos con Airbnb.

Apartamento en el barrio de Hell’s Kitchen, 1 dormitorio, terraza, planta baja, cocina, salón, cuarto de baño incluyendo té y café ilimitado durante 7 noches129.73€ por noche. La tarifa de limpieza aplicada fue de 43,68€ y la IVA de 142,60€.

Gasto total alojamiento: (129,73€ x 7 noches) + 43,68€ + 142,60€ = 1094.39€

airbnb_logo_bc3a9lo-svg

 

TRANSPORTE

Para poder desplazarnos con total libertad por NYC, nosotros nos sacamos la tarjeta ilimitada de metro válida para 1 semana. El precio de la misma fue de 33$ por persona.

A la llegada, cogimos el Air Train desde el aeropuerto  JFK hasta la estación Jamaica, y de ahí cogimos el metro para ir al centro ciudad. El importe de este trayecto por persona fue de 8$.

A la vuelta, cogimos el tren para llegar al aeropuerto de New ARK y el precio fue de 13$ por persona.

Los bebés no pagan ningún trayecto.

Gasto total transporte: 33$ + 33$ + 8$ + 8$ + 13$ + 13$ = 108$

 

NEW YORK CITY PASS

La NY City Pass es válida 9 días desde que se activa en el primer monumento. El mismo engloba 6 visitas esenciales de la ciudad y compramos cada pase por 107€. Con la City Pass ahorrábamos 40 euros por persona visitando las 6 atracciones. Así que fue una buena opción. Los bebés, como indicamos más arriba, visitan gratuitamente junto a sus padres. Puedes comprar tu NY City Pass al mejor precio aquí.

Total NY City Pass: 107€ x 2 personas = 214€Como preparar vuestro viaje a New York 2

COMIDA

 En New York se puede encontrar un poco de todo para comer. Tanto en variedad como en precios. Nosotros teníamos un presupuesto de +/- 100 euros diarios para comer 2 adultos mañana, tarde y noche en la calle. Y la verdad, es que comimos muy bien gastando una media de 30-40$ en cada ocasión. Para ser sinceros, no nos privamos de nada y fuimos en “plan gorditos”.

Viajar a New York con bebé 9
Almuerzo en el restaurante Juniors por unos 20$

Avril tomaba leche materna y potitos de frutas y verduras. El precio de cada potito era una media de 2$. Para los 2 primeros días, llevamos la comida de Avril desde Europa y el resto lo compramos allí. Los productos básicos de Avril (como pañales, cremas limpiadoras, toallitas …) también lo llevamos desde casa.

Gasto comida adulto= 100$ al día x 7 días = 700$

 Comida bebé= 3 potitos al día x 5 días = 15 potitos x 2$ cada uno = 30$

Gasto total comida= 700$ + 30$ = 730$ (aproximadamente).

 

SEGURO DE VIAJE

Ni se te ocurra irte a New York o cualquier otro punto de los Estados Unidos sin un buen seguro de viaje. Para viajar tranquilos y bien cubiertos, nosotros recomendamos siempre reservar vuestro seguro de viaje con MONDO. Pues en el mismo os ofrecerá aquel que mejor se adapte al tipo de viaje. Además, nosotros os ofrecemos un 5% de descuento con seguros Mondo tan solo por ser lector.

horizontal_510x300_2

Después de todo lo presentado, creemos que no os van a faltar razones para visitar la Gran Manzana con vuestro bebé. Y sobre todo, de disfrutar la experiencia al máximo. Y para cualquier cosa que necesitéis, dejadnos un comentario abajo o enviadnos un email a nuestro formulario de contacto.


 

Puedes seguir todas nuestras aventuras a través de las redes sociales y nuestro canal de Youtube

Facebook-Free-Download-PNG     social-instagram-new-circle-512     twitter-icon--basic-round-social-iconset--s-icons-0     youtube-4-512     google-plus-promoted-ad-posts

20180312_131827
Nosotros en el Memorial de NYC

 

 

8 comentarios en “Pros y contras de viajar a New York con bebé

  1. Buenas,
    Me sirve de mucha ayuda porque estamos mirando el destino de navidades y tenia muchas dudas al viajar con la peque.
    En todos los vuelos tienes prioridad con bebes? o depende de compañías?
    Un saludo.

  2. Después de leerte parece muuuucho más facil viajar a Nueva York con un bebe de lo que jamás hubiera pensado. Una pregunta tonta ¿llevásteis algunos potitos o los comprastes directamente todos en New York? no se si me arriesgaría a no encontrar nada que le gustara.

    Un abrazo,
    Ascen

  3. Hola Ascen! Nosotros llevamos desde casa para los 2 primeros días y ya luego los compramos allí. Es cierto que vimos menos variedad pero aun así se podía encontrar comida para bebé sin problema. En los grandes supermercados ya es otra cosa. Puedes optar por llevar toda la comida desde casa si eso te tranquiliza pero ten en cuenta que una semana de potitos te puede añadir bastante peso en la maleta.

    Gracias por leernos y un abrazo de los 3.

    Lourdes&Vincent&Avril

  4. Hola Laura!

    Por lo que nos consta, en la mayoría de compañias aéreas internacionales las familias con bebés y niños suelen ser prioritarias. Pero después puede depender de la política de la compañia decidir la misma se aplica y hasta qué edad lo hacen.

    Por ejemplo con Ryanair (low cost) las familias no son prioritarias mara embarcar. Si quieres ternerla, debes pagar de más como opción suplementaria. Muy comprensivos los de esta compañia ^^

    Lo ideal es verificar esta info en el sitio web de cada compañia pero nos arriesgamos a decirte que la mayoría sí lo aplica.

    Un abrazo y esperamos que te animes a ir con tu peque!

    Un abrazo

  5. Como me ha gustado el post! Tenemos muchas ganas de ir a Nueva York con aria y nos va a venir genial. Yo ya he estado, pero ahora viéndolo a través de vuestros ojos con un bebé me ha gustado mucho más!!
    Enhorabuena por el post y el blog un besazo

  6. Gracias Alba! La verdad es que se puede visitar con ellos sin problema! Es una ciudad fantástica para disfrutar en família! Gracias por comentar y un abrazo de los 3

  7. Jajaja Gracias Sergio! La verdad es que ha sido una gran aventura para nosotros y nos ha motivado a seguir viajando con la peque! Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde Y, si te lo cuento...? te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando este formulario serán tratados por Lourdes Pérez. La finalidad es poder moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que tus datos se guardarán en la base de datos alojada en Wordpress, mi proveedor y hosting, pero solo para poder mostrarlos en este artículo. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en ysitelocuentoblog@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web Ysitelocuentoblog, así como consultar nuestra Política de privacidad.