Ortodoncia en adultos: Sí o no?

El precio de una sonrisa perfecta …

Desde que me puse ortodoncia son muchas las personas que me han preguntado para saber un poco más sobre el tratamiento y es por ello que he decidido hacer este post 🙂

Cuando hablamos de ortodoncia la mayoría de las personas suelen pensar que la misma es para niños o adolescentes. Sin embargo hoy, cada vez son más personas adultas las que deciden ponérsela para solucionar problemas de alineación dental o maxilar. Y éste precisamente ha sido mi caso.

Siempre he tenido los dientes algo apiñados, pero no me afeaban forzosamente la sonrisa. No obstante, partir de los 25, cuando mis muelas de juicio salieron por completo, mis dientes se movieron de nuevo y se colocarón aun más unos encima de otros (o como diría mi padre, se pusieron “jugando al mangüiti”) …

Nunca me había convencido la idea de llevar aparato (sobre todo porque siempre he sido bastante presumida), pero al ver que mis dientes estaban cada vez más apiñados empecé a preocuparme por el estado de mi boca de cara al futuro. Tras hacerme una limipeza dental, mi dentista me confirmó lo que yo llevaba en mente hacía tiempo y me recomendó que fuera a ver a un ortodoncista. Y así fue; cogí cita y fui a enterarme de como iba el tema…

tumblr_mf5bnrrD1Y1r2hcyso1_500

Tratamiento de Ortodoncia

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, si decides ponerte ortodoncia,  ningún ortodoncista te va a dar un plazo de tiempo concreto en lo que respecta la duración del tratamiento. Todo dependerá de la gravedad del caso y del grado de flexibilidad del movimiento dental, pues no todas las personas son iguales en este sentido (ya que hay algunas a las que se les mueve los dientes más rápidos que a otras).

Por lo general, el ortodoncista procede a echar un vistazo a tu boca para saber a lo que se enfrenta y en base a ello, envía a realizar una serie de radiografías donde podrá apreciar todos los elementos necesarios para poder implatantar correctamente el aparato. Dos cosas importantes: un buen profesional siempre realiza radiografias de diferentes ángulos de la boca y si debe realizar extracciones, nunca de los colmillos, pues, por lo que me explicaron, el equilibrio dental depende de que éstos sigan estando en la boca en su correcto emplazamiento. Si alguien os propone quitaros los colmillos, haceros un favor y salid corriendo!

Una vez colocado el aparato, se suelen tener visitas con el ortodentista cada 3-4 semanas, aunque esto también dependerá del tipo de brackets elegido (luego hablaré de ello). En las citas, se verfica la evolución de los dientes de cara a ir consiguiendo una buena alineación y nivelación dental. Para ello, el ortodentista procede a cambiar progresivamente los arcos (que se colocan entre los brackets) con el fin de pasar de una fase a otra.

Si se han tenido que extraer uno o más dientes, os aconsejo mucha paciencia. A mí personalmente me extrajeron un incisivo de la parte inferior y creía que en dos o tres meses el espacio iba a cerrarse. Pues no! Me quedé con el espacio abierto  casi cerca de un año… El motivo es que, respetando las fases de la ortodoncia, la prioridad es hacer desaparecer el apiñamiento con una correcta nivelación dental. Esta suele ser la fase más larga (entre 6-8 meses) y ya luego, con todos los dientes en su sitio, se proceden a cerrar los espacios.

Una vez que los dientes están alineados y se han cerrado los espacios (sólo en el caso de  extracciones) se procede a la fase de acabado y terminación. En esta fase se hacen los últimos retoques para que todo quede perfectamente en su lugar.

Tipos de Brackets

Yo he optado por los brackets transparentes del Sistema Damon. Estos brackets se definen como “autoligables” y ejercen una presión constante sobre los dientes por lo que la fase de alineación suele ser algo más rápida y corta que con los braquets tradicionales.

Yo aconsejo los brackets autoligables porque tienen dos ventajas frente a los tradicionales: el tratamiento es algo más rápido y no se necesitan tantas visitas al ortodoncista. Por ello se suelen tener cada mes o mes y medio.

clear

La mayoría de las personas optan por los brackets transparentes porque son más estéticos. Esto es cierto, pero también tengo que decir que sin embargo, los brackets en cerámica suelen ser más gruesos que los metálicos (y menos cómodos en la boca) y más caros, por lo que no todo son ventajas.

De todas maneras, no importa que tipo de brackets elijas, mientras que el tratamiento lo haga un buen profesional el resultado será el esperado y entre uno u otro sistema tan sólo habrá pocos meses o semanas de diferencia.

Verdades y mitos de llevar aparato:

  • El aparato duele y hace daño. Es una verdad a medias. Cuando se colocan, éste ejerce automáticamente una elevada presión en la boca y los dientes empiezan a moverse. Esto suele ser muy incómodo, se siente la presión y los primeros días no se puede comer bien. Si se llega a sentir algo de dolor, normalmente con un paracetamol se puede aliviar. Si la presión/dolor es demasiado elevada, consulta a tu ortodoncista porque puede que algo no esté bien. El aparato es incómodo sobre todo al principio pero las molestias suelen ser llevaderas. Por mi experiencia, las dos primeras semanas fueron las peores. A los pocos meses, la boca se adapta y se siente mucho menos.
  • El apartato provoca llagas/aftas. Verdad. Debido a la rozadura del bracket con el labio, éstas pueden aparecer y también suelen ser bastante molestas. Para evitarlas, píde a tu ortodoncista una cera especial que hay para colocar sobre el bracket y evitar así el rozamiento. Si ya te han salido, puedes preguntar en la farmacia pues hay muchos tipos de productos para curarlas rápidamente.
  • El aparato se lleva durante mucho tiempo obligadamente. Mito. Vuelvo a recalcar que el tiempo de tratamiento varía de una persona a otra y sólo el ortodoncista puede dar una noción aproximada del periodo de tratamiento. Después dependerá de factores subjetivos como la movilidad de los dientes y la gravedad del caso. Ha personas que pueden llevarlo 1 año como otras que 2 o 3. En mi caso ha sido un año y medio por ejemplo.
  • Hay que modificar los hábitos alimenticios al llevar ortodoncia. Mito. Con el aparato se puede comer de todo. No obstante, hay que tener cuidado con la forma en la que se come. Por ejemplo, no es recomendable dar un bocado a una manzana porque el arco o algún bracket se puede romper/despegar. Pero siempre podrás cotarla en pequeños trozos para masticarla mejor. Por lo tanto, se puede comer de todo teniendo cuidado sobre todo con los alimentos de consistencia más dura. Yo ya al final comía hasta bocadillos … jaja.
  • Hace falta más higiene dental durante el tratamiento. Verdad. El aparato hace que se generen mucha más bacterias en la boca por lo que hay que intensificar el lavado de los dientes. A parte de esto, cuando se come, se quedan restos de comida entre el aparato (nada agradable, es lo peor que he llevado) y hay que lavar los dientes automáticamente después de comer, por higiene y estética! Yo siempre llevaba en el bolso mi cepillo con mi pasta para que cuando comiera fuera no me supusiera un problema.

Resumen del tratamiento:

Fases:

  1. Fase cero: es la fase de estudio del caso en concreto
  2. Fase de alineamiento y nivelación. Suele ser la más larga (entre 6-8 meses dependiendo de los casos)
  3. Fase de corrección de la mórdida
  4. Cierre de los espacios
  5. Fase de acabado y terminación. Últimos ajustes para que la sonrisa quede perfecta.

Duración:

Lo normal suele ser un año y medio o dos. Pero todo dependerá de cada caso, pues no hay una duración extacta del tratamiento. Puede ser menos o más.

Tipos de brackets: 

Tradicionales o de autoligado. Estos pueden ser metálicos o transparentes.

Tarifas:

Dependen de la duración del tratamiento y del sistema de bracket escogidos. Para ello, es necesario consultar con un ortodoncista para obtener un presupuesto detallado. Se trata de un tratamiento relativamente costoso, pero hoy en día la mayoría de las clínicas suelen ofrecer sistemas de pago flexibles que se adaptan a todos los bolsillos.

Para los menores y adolescentes hasta una cierta edad, la Seguridad Social puede cubrir los gastos. Para los adultos, por desgracia, hay que costearlo de nuestro bolsillo.Si tenéis mutua, no dudéis en consultar con ellos para ver si tenéis derecho a algún tipo de reembolso.

FOTOS DEL ANTES Y DEL DESPUES:

  1. Ahi podéis ver el estado de mis dientes cuando empecé el tratamiento. Ni la Cordillera de los Andes tiene tantos picos …
2015-11-16 22.20.17
Inicio del tratamiento

2. Cuando me quitaron el incisivo inferior. Por ese hueco entraba mucho fresquito en invierno ehhh!

20160115_203738
Un mes mas tarde con el aparato completo (superior e inferior)

3. Elásticos para unir la mordida superior a la inferior. Ya iba la cosa algo mejor … Aunque a partir de ese momento autoricé a mis amigos a llamarme little troll.

20160908_000327
Haciéndole la competencia al Leon de la Golden Mayer

4. Recién salida del ortodoncista el día que me quitaron los brackets. Uno de los mas felices de mi vida!

20170530_150523
Todos cerraditos y en su sitio!

5. Y a presumir de sonrisa, no? Qué ya tocaba!

20170531_112134
Cheese!

Qué deciros! He intentando detallaros este post lo mas que he podido para aquellos a los que les interese hacerse el tratamiento, pero recordad que yo no soy una profesional y que el que mejor puede informaros y aconsejaros es un verdadero ortodoncista 🙂

Para aquellos que comiencen, os recomiendo mucha paciencia pero… permaneced motivados pues el resultado merece la pena!

Si puedo serviros de mas ayuda no dudéis en enviarme un mensajito a nuestro formulario de contacto!

Un abrazo y hasta el proximo post!

Lourdes

2 comentarios en “Ortodoncia en adultos: Sí o no?

¡Te invitamos a dejar un comentario!